Telf. 96 310 75 41
FiscalLaboralMercantílContableJurídicaEsc. Infantil
Consulta gratuita Emprendedores

En ISE Asesores te informamos de todos los temas relacionados con financiación

La mayoría de los proyectos empresariales que fracasan se debe a que no están bien financiados. Saber como vamos a financiar la empresa es fundamental. Tenemos que tener claro con que recursos propios y ajenos contamos.

Los recursos propios lo forman tanto el dinero como los bienes que aportamos a la empresa como pueda ser maquinaria, vehículos, locales, etc…

Entre los recursos ajenos están los créditos bancarios. Pero también podemos encontrar los Créditos ICO que son créditos en los que existe una subvención de los intereses. Los créditos ICO pueden llegar a subvencionar hasta el 100% de los intereses, como en el “Plan Avanza”. Hay muchos tipos de créditos ICO y habría que estudiar cual es el mas indicado. Para consultarlos puedes pinchar aquí: ICO

Otra forma de financiación ajena, aunque menos conocida, son los Créditos Participativos. Esta fórmula supone que una entidad pública presta el dinero y se le devuelve en función de los beneficios obtenidos. Lo interesante de este sistema es que no te piden garantías personales ni adicionales a la propia actividad, por lo que la entidad prestataria corre el riesgo de empresa contigo. Podemos encontrar dos entidades de créditos participativos, una a nivel nacional ENISA y otra a nivel de la Comunidad Valenciana IVF-CVBAN.

Otra forma de financiación es jugar con el periodo medio de maduración. El periodo medio de maduración es el tiempo que transcurre desde que compras una mercancía hasta que la vendes. En circunstancias normales, al comprar la mercancía la tienes que pagar al contado. Y cuando la vendes, la vendes al contado. Pero si consigues alargar el tiempo que tardas en pagar esa mercancía que compras lo suficiente como para venderla y cobrarla antes de tener que pagarla, consigues un periodo de maduración negativo y eso supone comprar sin dinero, que es lo que hacen las grandes superficies.

Por supuesto, las subvenciones y las ayudas públicas también son formas de financiación, pero no son seguras pues muchas veces llegan tarde, otras exigen que el desembolso ya esté realizado y otras, al depender de un presupuesto consignado, se agotan y simplemente no llegan nunca. Las subvenciones hay que pedirlas todas, pero nunca fiar la empresa a que se cobren.

Manténgase conectado con nosotros!